sábado, 3 de julio de 2010

Lupanar

Piso de tierra
Chapas en el techo
Mujeres sin edad
Hombres viejos
Adolescentes
Jornaleros
Casados
Cumbia
Olor a vino

Semidesnudas
invitan desganadas
Los hombres no hablan
Miran bien
No se deciden
Adolescentes sin dinero
Los viejos tienen
Los otros quien sabe

Mil nueve ochenta
Lupanar en la ruta
a Mendoza
Aquí no hay amor
Tampoco sexo
Los tipos descargan
Y se van

9 comentarios:

  1. Perfecto retrato de una realidad que cachetea, a unos y a otros de diversa manera, rutas enteras donde los de paso "descargan" su furia, su frustración, su desesperanza, su agobio y a veces también sus ilusiones, fluidos por dinero, mucho dolor detrás ,mucha miseria en amplio sentido, tus versos invitan a dar un vistazo a una verdad que está escrita tantas veces con sangre y siempre o casi con lágrimas.
    Bellísimo y perfecto, crudo, que es como más me gusta.
    Un abrazo grande, grande.

    ResponderEliminar
  2. Bien, bien, bien fresco. Directo por sobre todo!
    Me gustó mucho como lo expresaste.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Cierto que es directo y es intenso.
    Los burdeles y sus luces de neón, tratando de simular un improvisado brillo de estrellas.

    Y sin embargo a veces, para algunas almas, la única luz posible, en medio de tanta sombra...

    Beso grande, Poeta Imperfecto.

    SIL

    ResponderEliminar
  4. En su Lupanar de piso de tierra y en el glamoroso ambiente de Eco il mondo, las carencias y las descargas son las mismas. También germinan bien las mismas flores del mal.

    Maldito imperfecto

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno, no hay amor, no siquiera sexo, eso es algo mucho menos elegido, sobrevivir quizá.

    ResponderEliminar
  6. Sin amor, sin sexo, todo alrededor se convierte en un lupanar.

    Te abrazo Marcelo.


    M.

    ResponderEliminar
  7. Todo lo que puede pasar y no pasar.
    Todo lo que puede haber y faltar.

    Abrazos grandes.
    D

    ResponderEliminar
  8. No amor, no hay sexo y se van, dejando pulsos retraidos y carmines arrugados.

    Una entrada de premio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar